La Saga de Hrafnkell- Cap II

Capítulo 2

Hrafnkell hizo su costumbre cabalgar en los brezales en los veranos. En este momento Jökuldalr estaba completamente instalada tan alto como el puente. Una vez Hrafnkell se acercó a caballo a lo largo de Fljótsdalhérað y vió que un cierto espacio vacío en valle que se extendía más allá de Jökuldalr, le pareció que sería mejor establecerse ahí que en otros valles que él había visto ya. Y cuando volvió a casa, le preguntó a su padre si quisiera compartier con él una parte en la propiedad, diciendo, que él estaba dispuesto a hacerse su casa en el valle. Su padre le concedió esto, y en el valle que había encontrado, hizo una vivienda para él, que llamó Aðalból. Hrafnkell tuvo de esposa a Oddbjörg, hija de Skjaldúlfr, de Laxárdalr, con quien tuvo dos hijos, el mayor se llamaba Thórir, Ásbjörn el menor. Pero cuando Hrafnkell había consagrado para sí la tierra de Aðalból llevó a cabo un gran festín sacrificatorio, y un gran templo, que también, erigió allá arriba. Hrafnkell no amó a otro dios antes que a Frey, y para él hizo ofrendas de todo lo mejor que poseía, dándole la mitad de todo. Hrafnkell fundó la totalidad del valle, otorgándoles tierras a otras personas, con la condición de ser su jefe; Y así él asumió el sacerdocio sobre ellos. Debido a esto que pasó es que su nombre fue alargado, y él fue llamado Freysgoði. Él fue un hombre derecho de modos desafiantes, pero un hombre de buenos modales a pesar de todo. Aseguró la autoridad de un sacerdote sobre todos los hombres de Jokuldalr. Hrafnkell fue manso y jovial hacia su gente, pero rígido y severo hacia aquellos de Jokuldalr, las cuales nunca obtuvieron tratos justos con él. Él se ocupó mucho de combates individuales, pues nadie le pagaba el weregild, y nadie le agredió por cuenta de cualquier cosa que él podría haber hecho.
El pueblo rural del lado es Fljótsdalr uno difícil de atravesar, pedregoso y cenagoso. Pero el padre y el hijo constantemente cabalgarían para verse mutuamente, porque entre ellos se tenían mucho cariño. Hrafnkell pensó que el camino común era demasiado difícil transitarlo, así es que buscó una carretera nueva por encima de las colinas rocosas, que se levanta en el país de Fljótsdalr, donde encontró uno más desértico, aunque más largo, que desde entonces ha sido llamado el portal de Hrafnkell. Esta ruta es atravesada sólo por aquellos que están familiarizados con las laderas de país.

Capítulo 8
Capítulo 7 continuación
Capítulo 7
Capítulo 6
Capítulo 5
Capítulo 4

Capítulo 3
Capítulo 1
Sagadb.org
Share on Google Plus

About Gaby F

lectora, estudiosa de la historia antigua, especialmente la mitología germánica, indoeuropea. ".
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 berserkers opinando: