Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2007

SKÁLDSKAPARMÁL

VI

(LA COMPENSACIÓN DE LA NUTRIA)

“¿Cuál es la causa de que se llame al oro compensación de la nutria?”

“Se dice que los Aesir, Odín y Loki y Haenir, fueron a explorar todos los mundos, llegaron a un río y fueron siguiéndolo hasta una cascada, y junto a la cascada había una nutria que había cogido un salmón y se lo comía con los ojos cerrados. Entonces Loki cogió una piedra y la lanzó contra la cabeza de la nutria. Loki se jactó de haber cazado de un solo golpe una nutria y un salmón. Cogieron entonces al salmón y a la nutria y los llevaron consigo: y llegaron a una alquería y entraron. Y el que allí vivía se llama Hreidmar; era muy importante, y un gran jefe. Los Aesir pidieron que los albergara allí esa noche, y dijeron que llevaban consigo comida suficiente, y enseñaron al hombre sus piezas. Y cuando Hreidmar vio la nutria llamó a sus hijos, Fáfnir y Regin, y dice que Nutria, su hermano, había sido muerto, y también quienes lo habían hecho. Van ahora padre e hijos hacia los Aesir y le…

El Kalevala

IEL MARAVILLOSO NACIMIENTO DE WAINAMOINEN

He aquí que en mi alma se despierta un deseo, que en mi cerebro surge un pensamiento: quiero cantar, quiero modular mis palabras entonando un canto nacional, un canto familiar. Las frases se derriten en mi boca, los discursos se atropellan; desbordan mi lengua, se expanden alrededor de mis dientes.
Antaño, mi padre me ha cantado esas mismas palabras tallando el mango de su hacha; mi madre me las enseñó haciendo girar el huso. Yo entonces no era más que un niño, una pobre criatura inútil que se arrastraba por el suelo a los pies de la nodriza, con la barbilla goteante de leche. Pero hay otras palabras además: palabras que yo he recogido en las fuentes de la ciencia, encontrado a lo largo de los caminos, arrancado entre las malezas, desgajado de los árboles en las altas ramas y amontonado al borde de los senderos, cuando en mi infancia iba a guardar los rebaños entre los pastizales con arroyos de miel y las colinas de oro.
También el frío me ha can…

El anillo del Nibelungo - R. Wagner

II
LA WALKYRIA


La tempestad destroza las viejas encinas y los copucos fresnos; el rayo hiende los troncos los torrentes se han salido de madre. Los hilos del aguacero, constantes y tupidos, envuelven la tierra; los animales silvestres se han guarecido y sólo al amainar el trueno y cesar la lluvia las ardillas se animan a corretear por las ramas y las gacelas a pisar la alta hierba. Al anochecer, un viajero misterioso, fatigado y rendido, con el claro cansancio de la huida, penetra de improviso en la
casa de madera rústica que sirve de vivienda al cazador Hunding y a su mujer, Siglinda. Como las viejas casas de la selva germana, su construcción es primitiva y simple. Ha sido levantada circundando un fresno enorme cuyas raíces se hunden en el piso y cuyo ramaje emerge del techo hacia el cielo. La llama que brilla en la gran chimenea de la habitación principal arde acogedora. El viajero, agotado, se tiende frente a ella y una suave somnolencia reemplaza a la angustia y a la premura de la hu…

El anillo del Nibelungo - R. Wagner

III
SIGFRIDO


Los encinares del bosque se apretujan junto a la entrada de una gruta. De su interior llega el eco acompasado de un hierro golpeado en el yunque y el soplar de un fuelle. Los pájaros preludian sus cantares mañaneros y las hojas de los pinos y de los robles, de erguida planta, tienen el verde fresco y brillante. Los zorros y los lobos no sesgan con sus aullidos la tranquilidad de la selva. Sólo el lamento de Mime, el enano herrero que forja en la gruta, rasga el silencio.-¡Tormento pesado! ¡Trabajo sin fruto! La mejor espada que forjé en mi vida resistiría a los puños de los gigantes. ¡Y este jovenzuelo, que he criado y prohijado, la rompe como si fuera de juguete! ¡Carezco del arte que pueda unir los pedazos de la espada Nothung! ¡Y qué premio tendría si pudiera lograrlo!Y Mime, agobiado por su trabajo sin fruto y sin descanso, prosigue la forja. ¡Oh, si él pudiera unir los fragmentos de Nothung! Fafner cl gigante, en cuyo poder está el anillo del Nibelungo y el casco alado…