EL CICLO MÍTICO LONGOBARDO IX

Ornit

Otro rey renombrado Longobardo es Ortnit (Otnit)
Cuyo reino incluyó no sólo toda Italia, desde los Alpes hasta el mar, sino que también la isla de Sicilia. Él se había ganado esta provincia por su fuerza fabulosa, que, según dicen, era equivalente a doce hombres vigorosos.

A pesar de toda prosperidad exterior, Ortnit estaba solo e infeliz. Un día, mientras andaba a lo largo de la costa al atardecer, vio un castillo brumoso levantarse lentamente desde las olas. En su torre más alta contempló a una bella muchacha, de quién se enamoró profundamente a primera vista. Cuando él admiraba perplejo la belleza de la señora, el castillo y la muchacha repentinamente desaparecieron; Y Cuando Ortnit le preguntó a su tío, Ylyas (Elias), Príncipe de Reussen, qué podía significar esta fantástica visión, él supo que el castillo era la exacta reproducción de la fortaleza de Muntabure, y la muchacha, una aparición de la princesa Sidrat, hija del gobernante de Syria, que Fata Morgana, o Morgana La Fay*, le había permitido ver.

“Como el viajero cansado ve,
En desierto o vasta pradera,
Azules lagos, pendiendo sobre los árboles,
Como una agradable sombra;

“Bellos pueblos con altas torres,
Y brillantes techos de oro,
Desaparecen cuando él se acerca,
Como cuando rueda la neblina”.

LONGFELLOW, _ Fata Morgana.

Por supuesto Ortnit juró que él iría y pediría la mano de la muchacha en matrimonio; Y aunque su tío le advirtió que Machorell, su padre, decapitaba a todos los pretendientes de su hija, y usaba las cabezas para decorar sus fortificaciones, el joven rey persistió en esta decisión.

*fay: puede ser hada, elfa, pero Morgana La Fay fue una hechicera malvada que era la media hermana del Rey Arturo.




Ornit y el Anillo Mágico

Forzado a ir por mar para alcanzar Syria, Ortnit tuvo que atrasar su partida hasta realizar las preparaciones adecuadas.

Durante ese tiempo su madre en vano trató de disuadirle de la empresa. Finalmente, en vista de que nada podría disuadirlo de ir en busca de la bella mujer que había visto, ella deslizó un anillo en su mano, y le propuso que cabalgara fuera de la ciudad en cierta dirección, y desmontara bajo un árbol de lima, "donde verás algo maravilloso".

“Si decaes busca la aventura, porta tu fuerte armadura;
Lejos cabalga hacia las altas rocas.
Pero aguarda, espera, y aguarda, donde crece un árbol de tilo;
Allí, fluyendo de la roca, un pozo tus ojos verán.

Lejos en torno al prado, esparcidas las verdes ramas;
Quinientos caballeros armados pueden estar en pie bajo la sombra, yo creo.
Debajo del árbol de tilo aguarda, y tú te unirás por completo pronto
a la aventura maravillosa; Allí los hechos deben acontecer.'"

_ Heldenbuch*_(Traducción de Weber).
*El libro de los Héroes



Ortnit obedeció estas instrucciones, desmontó en un lugar que le pareció extrañamente familiar, y, observó con atención a su alrededor y se dio cuenta de la presencia de un precioso niño dormido. Pero cuando trató de tomarlo en sus brazos terminó tirado en el suelo, derrumbado por un golpe del puño diminuto del niño. Furioso por su caída, Ortnit empezó a forcejear con su pequeño agresor; Pero a pesar de su ostentada fuerza tuvo éxito en maniatarle sólo después de una larga lucha.


Leyendas de la Edad media - Capítulo V- Ciclo Mítico Longobardo. H.A. Guerber



Share on Google Plus

About Gaby F

lectora, estudiosa de la historia antigua, especialmente la mitología germánica, indoeuropea. ".
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 berserkers opinando: