LAS DISAS

LAS DISAS:

Con este nombre se designa a algunas divinidades femeninas no siempre bien definidas, y que presentan características diversas: pueden aparecer como deidad de la fecundidad, espíritus protectores o también norna o valkiria.

El nombre Disir en singular (dís,f) significa diosa, “mujer de noble rango” o también “hermana”.
Diversas fuentes testimonian la costumbre de hacer un sacrificio a las dísir, y hablan de un verdadero y propio templo (dísarsalr m.) dedicado a ellas, que en la Historia Norvegiaese define como aedes Dianae. En la saga de Hervör se dice que el rito era dirigido durante la noche por una mujer, la cual asperjaba de sangre el altar. En otra saga se cuenta de un sacrificio preparado en ocasión de la visita de un rey. En otro sitio se alude a un culto celebrado privadamente en una casa: un tipo de ritual, éste último que probablemente prevalecía en la zona oriental. Así parece indicar también el término sueco disting (antiguo dísaÞing nórdico) con que se designó un tipo de mercado grande - ocasión de hacer compra-venta y tratar asuntos legales, eso tuvo lugar en Uppsala a fines de febrero. Sin duda el nombre, literalmente “asamblea del dísir”, lo une a alguna fiesta en honor a estas diosas. El culto a las dísir es testimoniado por diversos topónimos (algunas de tipo antiguo), eso a menudo se encuentra en los vecindarios de nombres de lugares referidos a otras deidades (Ullr y Tor especialmente); en Islandia está la llamada "piedra de las dísir del País" (landdísasteinar) Para lo cual son testimoniados en el folklore una cierta veneración (hasta que no hace mucho tiempo atrás se prohibió cortar hierba que crecía alrededor y permitir jugar a los niños allí).

Aunque en las fuentes no hay una indicación precisa sobre la función de las dísir, el significado de estas deidades va buscando en el ámbito del concepto de Sippe , de su necesidad y de su funcionamiento. Las dísir de hecho están unidas a la fecundidad: en una fuente (del área-nord occidental) se alude al hecho que los ritos en su honor se hacían luego de "la noche de invierno" (vetrnoetr f.pl.), a mediados de octubre aproximadamente, periodo en que era regular hacer los sacrificios a las deidades de la fecundidad; en otra parte es afirmado que se ayudaban a las parturientas.
De este punto de vista puede tener en su significado la relación también probable de su nombre con el dhisanah del antiguo indio, eso indica alguna deidad de la fecundidad. Eso muestra que las dísir tienen un carácter estrechamente femenino. Pero la función de la mujer en el mundo germano, aparte de contribuir el crecimiento de la estirpe, fue de proteger, incluso mágicamente, a los que pertenecían a ella, dañando por lo tanto a los enemigos. Eso explica las diversas alusiones a las dísir como espíritus protectores, pero también se cita a las dísir como desfavorables o traicioneras, porque está ligada claramente al enemigo el que sucumbe. La conexión entre las dísir y el concepto de Sippe parece también en el caso de tres reyes de la estirpe sueca de los Ynglingar, el primero, Dyggvi, murió porque una “dís del caballo” (jódís f.) lo mata; el segundo, Agni, murió por obra de una mujer logadís, “dís del fuego”; el tercero, Alðis, cae del caballo mientras cabalga en espiral alrededor del templo de estas deidades. Si las dísir como parecen probables, son espíritus tutelares de la fecundidad de la estirpe, ellas personifican quizás las almas de las mujeres muertas de la familia y constituyen por lo tanto un tipo de confraternidad femenino de espíritus protectores (aquí quizás está la explicación del significado de como “hermana”). Que explicaría bien también su conexión con las piedras dichas landdísasteinar (por la creencia de que el muerto reside en las piedras y en el túmulo), así que pueden mostrarse como Valquirias que invitan al héroe al reino de los muertos.

La Sippe es un concepto del Derecho germánico que desempeñó la función de unidad jurídica que englobaba al conjunto de parientes de sangre tomada en base a un determinado individuo. En otra acepción, podía hacer referencia a todos los individuos que descienden de un tronco común en línea masculina.
Siguiendo la segunda y más específica concepción de la Sippe, el derecho germánico atribuía a ese conjunto de individuos un carácter de círculo de autodefensa, con un conjunto de derechos y deberes para sus miembros, de manera que la protección penal de sus integrantes quedaba en manos del propio colectivo cerrado de la Sippe. Así, cuando el círculo comunitario veía cómo uno de sus miembros era dañado, los restantes quedaban legitimados para acceder a la Blutrache o al Wergeld.
Otro de los principales efectos de la Sippe consistía en la extensión del juramento particular, que se extendía al resto de componentes, convirtiéndoles en cojuradores. Así, el juramento adquiría un carácter solidario y genealógico, algo que suponía una gran ventaja en el campo procesal.
Dentro de la Sippe, existía un jefe semejante al paterfamilias romano, con unas atribuciones más extensas, como corresponde a un sistema jurídico menos desarrollado que el Derecho romano. El poder del cabeza de la Sippe se denominó Munt, o mundium para las fuentes latinas. - WIKIPEDIA

En la breve historia de Þiðrandi, se cuenta de la muerte, del protagonista, provocada por las dísir. Þiðrandi era un joven de dieciocho años, dotado de muchas cualidades. Todos lo querían, pero a esos halagos un tal Þorhallr, conocido para la capacidad de adivinar el futuro, respondió con silencio. Él de hecho esperó la muerte del joven, que es verificado con motivo de la fiesta de la noche de invierno. Para esa ocasión se había preparado un banquete pero, a causa del mal tiempo, no estaban presentes muchas personas. Þorhallr, el clarividente, había recomendado que nadie saliera esa noche de la casa. Cuándo todo ellos habían ido a dormir, se oyó golpear la puerta, pero nadie pareció darse cuenta. Así sucede tres veces. Entonces. Þiðrandi se levantó para ir a abrir, ya que le pareció de mala educación dejar a fuera a alguien siendo los anfitriones. Tomó la espada y salió, sin embargo afuera no había nadie. Pensó que era uno de los jóvenes que había estado en la reunión. Fue a mirar: entonces oyó un ruido de caballos en los campos. Allí vio a nueve mujeres vestidas con ropas oscuras y con las espadas desenvainadas. Del sur oyó llegar a otras nueve mujeres en caballos blancos y en ropa clara. Þiðrandi se volvió hacia la casa para advertir a los otros, pero una de las mujeres vestida con ropas oscuras lo atacó y aunque se defendió valientemente lo hirió de muerte. Los hombres salieron a la luz difusa de la luna y él en el frío antes expirar reveló todo lo que había sucedido.

Una función compartida tanto entre las valquirias y las nornas parece ser también la figura de las “dísir profetiza”(spádísir) aparece en alguna saga y anuncia el destino. Las idisi se citan en la primer fórmula mágica de Merseburgo, que es mujer dedicada a la magia, así como la matronae (cuyo culto se testimonia sobre todo en la Germania antigua.) que tiene clara referencia al culto de la fecundidad compartiendo algunos aspectos de las dísir por la cual va finalmente agregado que su función puede estar ligada a la hipótesis de la existencia de una sociedad de tipo matriarcal en la Escandinavia pre-indoeuropea. En una estrofa de la canción del sol, composición de predominante inspiración cristiana, las dísir parece comprenderse como figuras de santos que hablan con el señor.

Por último va aquí el recuerdo del apodo del skaldo Þorbjörn, dicho poeta de las dísir, (dísarskáld; el siglo X), lo que quizás insinúa una devoción especial del poeta para una de estas deidades, (Lett. el apodo es de hecho "poeta de la dís") o el hecho de que él escribió probablemente una composición en su honor.

Fuente: I miti Nordici - Gianna Chiesa Isnardi
Traducción: Bleik
Share on Google Plus

About Gaby F

lectora, estudiosa de la historia antigua, especialmente la mitología germánica, indoeuropea. ".
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 berserkers opinando: