España en las sagas

España en las Sagas

Orkneyingasaga, la Saga de las Islas Orcadas, escrita en Islandia por un autor anónimo en algún momento, a caballo entre los siglos XII y XIII, narra, entre otras cosas, las peripecias de Rögnvaldr Kali Kolsson, conde de las Islas Orcadas, en su peregrinación a Jerusalén y su paso por España; por Galicia. Bordea la costa occidental de la Península Ibérica, se adentra por el estrecho de Gibraltar y sigue viaje hacia el este, frente a las costas de Serkland —Tierra de Sarracenos— (Norte de África), llega a Cerdeña, luego a Creta, hasta arribar finalmente a Acre y Tierra Santa.

Snorri Sturluson —prohombre, escritor e historiador islandés— escribe Heimskringla, la Orbe del Mundo, alrededor del año 1230. En ella narra la historia de los reyes noruegos. Esta obra incluye, entre otras, la Saga de los Hijos de Magnus (llamado el Descalzo), rey de Noruega, que describe el periplo y batallas del rey Sígurðr Jórsalafari, (Sígurd, el Peregrino de Jerusalén), a principios del Siglo XII. El periplo es en muchos aspectos similar al viaje del conde Rögnvald, de lo que se deduce que Snorri habría tenido acceso a la saga de las Islas Orcadas.

El rey Sígurd llega con sus huestes a Jakobsland —Tierra de Jacobo— o Galissuland, es decir, a Galicia, donde se queda un invierno, para continuar viaje por Cintra, Lisboa, el estrecho de Gibraltar, Formentera, Ibiza y Menorca, antes de proseguir hacia Sicilia y Tierra Santa.

En la Saga de Ólaf Haraldsson el Santo, también incluida en Heimskringla, Snorri dice que Ólaf tuvo su décima batalla en Hringsfjörður —Fiordo del Anillo— que los expertos quieren reconocer como el Golfo de Vizcaya. El futuro rey y patrón —San Ólaf— de Noruega, también hizo incursiones en Castropol o Riba de Sil en Asturias; en Galicia, en Tuy, que Snorri llama Gunnvaldsborg —Castillo de Gonzalo— y Betanzos. Se dice que San Ólaf, precisamente, conoció el cristianismo en tierras gallegas.

El sobrino de Snorri Sturluson, el poeta y escritor Sturla Þórðarson también escribe sobre España en el siglo XIII, en su Hákonar saga Hákonarsonar hins gamla, la Saga de Hákon Hákonarson el Viejo, rey de Noruega, donde da cuenta del viaje de la hija de éste, la princesa Kristín —Kristina— a España para casarse con Don Felipe, hermano de Alfonso X, el Sabio, en Valladolid en 1258. Cuatro años más tarde Kristina muere en Sevilla y es enterrada en la colegiata de Covarrubias (Burgos), donde se puede visitar su sarcófago. Viaja primero a Inglaterra, luego a Francia la cual cruza en caballo, junto con sus acompañantes, hasta llegar in Cataloniam, así escrito en latín, que Sturla intercala en el texto islandés/noruego antiguo.

En Knytlingasaga, la Saga de los Canútidas (descendientes de Knútr, o Canuto, rey de Dinamarca), obra anónima, escrita entre 1240-1270 se relatan las tropelías de los vikingos por tierras gallegas y los del legendario guerrero Galissu Úlfr (Lobo de Galicia).

Otra saga medieval donde se habla de España es Karlamagnússaga, la Saga de Carlomagno. Existe en manuscritos islandeses del siglo XIV-XV, aunque fue seguramente traducida en Noruega de fuentes anglo-normandas basadas en las canciones de gesta francesas.

También se menciona a España en Þiðriks saga af Bern, la Saga de Teodorico de Verona, seguramente escrita en Noruega en la primera mitad del siglo XIII, pero probablemente por manos islandesas, y basada en historias de alemanes, tal y como se especifica en su prólogo.

Björn el Rico

En la segunda mitad del siglo XIV-principios del XV, vivía en los Fiordos del Oeste de Islandia un hombre llamado Björn Einarsson, descendiente de Snorri Sturluson, y apelado Björn el Rico. Su esposa se llamaba Solveig. Ésta, en el año 1401, viajó en barco a Noruega. Cinco años más tarde él la siguió, y juntos se fueron en peregrinación a Roma, Venecia y Tierra Santa. Ella volvió a Noruega e Islandia vía Venecia, pero él visitó España, Francia, Flandes e Inglaterra para arribar finalmente a Islandia en 1411.

¿Colón en Islandia?

Es discutido, pero no descartable, que Cristóbal Colón visitase Islandia en 1477, acompañando a mercaderes ingleses procedentes de Bristol, quienes por aquel entonces comerciaban con los islandeses. Colón afirma en una carta a los Reyes Católicos haber realizado un viaje a la isla de Tile. Su hijo, Fernando, escribió la biografía de su padre y hace referencia a una anotación de su padre: “En febrero de 1477 yo mismo navegué cien leguas más allá de la isla de Tile. Su parte septentrional se encuentra en el paralelo 73 desde el ecuador, y no en el 63 como algunos creen. Tampoco se halla sobre la línea donde empieza el este, según el sistema de Ptolomeo, sino mucho más al oeste. Con esta isla, que es del tamaño de Inglaterra, comercian los habitantes de Bristol.” ¿Podría Colón haber tenido noticias de las tierras del Nuevo Mundo, o Vinlandia, descubiertas por el islandés Leifr heppni, Leif el Afortunado, alrededor del año 1000, casi 500 años antes de su primer viaje a América en 1492?


~ por Alda Ólafsson en 6 Noviembre, 2007.
Share on Google Plus

About Gaby F

lectora, estudiosa de la historia antigua, especialmente la mitología germánica, indoeuropea. ".
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 berserkers opinando: