El Arte Longobardo II

Arte Longobardo

En el año 568, los longobardos invadieron Italia, que quedó dividida en partes, una de ellas dominada por los bizantinos, con capital en Rávena y otros centros como Roma, Bari y Sicilia, y otro sector por los longobardos, con varios centros de poder como Pavía, Spoleto y Benevento. La dominación longobarda se mantuvo hasta el 774.


Arquitectura Longobarda
en sí misma, la arquitectura longobarda no tiene características propias. Los principales restos se conservan en:
• Pavía: Durante el arrianismo se construyó la catedral de San Eusebio y la iglesia que después San Ambosio. Los reyes residieron en el palacio de Teodorico, donde construyeron el templo palatino de San Miguel. Tras la conversión al cristianismo se construyó la iglesia del Salvador y de Nuestra Señora, un cementerio.
• Cividale: destaca el tempietto de Santa María in Valle, un oratorio de planta cuadrangular cubierta con bóveda de aristas y una cabecera tripartita con importante decoración escultórica y pictórica.
• Castelseprio: los dos templos más importantes son el de San Juan Evangelista y la iglesia de Santa María Foris Portas, con un pórtico, una planta rectangular y un ábside ultrasemicircular.

Escultura Longobarda
La escultura longobarda se basó en la decoración en relieve principalmente mobiliar. La técnica era a bisel, con los ángulos a veces redondeados y los motivos encuadrados con decoración geométrica, vegetal o zoomórfica. Los restos más interesantes se hallan en la catedral de Cividale, donde se encuentra un ciborio octogonal de mármol que cubría la pila bautismal. Estaba formado por ocho columnas con capiteles compuestos muy minuciosos que sujetaban ocho arcos de medio punto con decoración vegetal y zoomórfica en las enjutas. En la balaustrada también hay decoración, destaca una cruz enmarcada por los símbolos de los evangelistas.
También de la catedral de Cividale se conserva el llamado altar de San Martín, construido por Ratchis, en el que aparecen representadas la Ascensión en mandarla y con ángeles, la Visitación y la Epifanía. Las notas más características de este relieve son el gran convencionalismo de las figuras y la exaltación simbólica.


Orfebrería Longobarda
Dos de las piezas más importantes se encuentran en el tesoro de la catedral de Monza: la corona de Teodolinda y una tapa de Evangelario, también de Teodolinda, probablemente regalo de Gregorio Magno, y de similar técnica: oro con engastes, que muestra la pervivencia de la estética antigua. Otra obra de gran importancia es el casco de Aguilulfo, en el que hay una representación áulica al estilo imperial.

Miniatura y Eboraria
en la Roma de Gregorio Magno había un scriptorium que reproducía libros sagrados, entre los que destacan los evangelios de San Agustín de Canterbury, de no muy buena calidad, y el díptico de Boecio.
En el terreno de la eboraria destacan las tapas del mismo díptico de Boecio, el díptico de Gregorio Magno y especialmente la Paz de Ursus, una placa de marfil con una escena de la crucifixión en un marco de oro y pedrería.


fuente

wikipedia















Share on Google Plus

About Gaby F

lectora, estudiosa de la historia antigua, especialmente la mitología germánica, indoeuropea. ".
    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 berserkers opinando:

Axel Rivera Forero dijo...

Que objetos tan preciosos.Son dignos de admirar!!

Gaby F dijo...

son hermosos, claro que si, también me gustan los anglosaxo los del tesoro de Sutton Hoo :D