La Ynglingasaga de Snorri Sturlusson


FUENTE
2-

Sobre Odín

Al este de Tanakvísl, en Asia, estaba la llamada Tierra de los Ases o País de los Ases, y de la capital del país la llamaban Ásgard. En esa ciudad estaba el jefe llamado Odín. Era un importante centro de sacrificios. Había la costumbre de que los jefes fueran doce grandes sacerdotes; se les llama díar o señores. Todo el pueblo había de servirles y venerarles. Odín era un gran jefe militar y muy viajero, y poseía muchos reinos. Era tan victorioso que ganaba todas las batallas, y su pueblo llegó a creer que la victoria se le debía obligadamente en toda lucha. Tenía por costumbre, cuando enviaba a sus hombres a la lucha o a cualesquiera otros viajes, ponerles antes las manos sobre la cabeza y darles la bendición. Creían que entonces todo les iría bien. Y así, sus hombres, cuando se encontraban en situación azarosa en el mar o en la tierra, decían su nombre y creían que así obtenían su ayuda; pensaban que de él recibían todo auxilio. A menudo viajaba tan lejos que permanecía de viaje muchas estaciones.

3-

Sobre Odín y sus hermanos

Odín tenía dos hermanos; uno se llamaba Vé, y el otro Víli. Los dos hermanos gobernaban el reino cuando él estaba fuera. Una vez, cuando Odín se había ido a un largo viaje y había pasado mucho tiempo, los Ases pensaron que no había esperanza de que regresara a casa. Entonces sus hermanos decidieron repartirse su herencia, y a su esposa, Frigg, la poseyeron los dos. pero poco después volvió Odín a casa; recuperó entonces a su mujer.

4-
La guerra con los Vanes

Odín marchó con un ejército contra los Vanes, pero resistieron bien y defendieron su país, y vencieron varias veces; asolaron unos el país de los otros y causaron grave daño. Y cuando los dos se cansaron, acordaron una reunión de conciliación e hicieron la paz e intercambiaron rehenes; los vanes entregaron al mejor de sus hombres, Njörd el Rico, y su hijo Frey, y los Ases entregaron a cambio al llamado Haenir, diciendo que tenía lo necesario para ser un jefe; era grande y muy bello; con Haenir enviaron los Ases al llamado Mímir, el más sabio de los hombres, y los Vanes entregaron a cambio al más inteligente de su hueste, al que se llama Kvásir.
Y cuando Haenir llegó al país de los Vanes le hicieron jefe; Mímir le aconsejaba en todas las cosas. Pero si Haenir asistía al thing o a las asambleas y Mímir no estaba cerca, respondía siempre lo mismo: "Que otros decidan", decía. Entonces sospecharon los Vanes que los Ases les habían engañado en el intercambio de rehenes; cogieron entonces a Mímir y le cortaron el cuello, y enviaron la cabeza a los Ases. Odín cogió la cabeza y la ungió con hierbas para que no se pudriera, y pronunció conjuros sobre ella y la hechizó de tal manera que le hablaba y le decía muchas cosas secretas. A Njörd y Frey, Odín les hizo sacerdotes sacrificadores, y se convirtieron en díar entre los Ases. La hija de Njörd era Freyja; era sacerdotiza sacrificadora; enseñó a los Ases la magia que usaban los Vanes. Cuando Njörd estaba entre los Vanes se había casado con su hermana, porque así eran las leyes; de ellos nacieron Frey y Freyja, pero estaba prohibida entre los Ases esta forma de matrimonio.

5-
Sobre Gefjun

Una gran cordillera atraviesa el país de norte a sur; separa la Gran Suecia de otros reinos. Al sur de las montañas no hay mucha distancia a la tierra de los turcos; allí tenía Odín grandes propiedades. En aquel tiempo los jefes de los romanos iban por todo el mundo y sometían a todos los pueblos, y muchos jefes huyeron de sus posesiones por miedo a su enemistad. Y como Odín podía ver el futuro y era un hábil mago, sabía que su descendencia habitaría el norte del mundo. Entonces puso a sus hermanos Vili y Vé al frente del Asgard y viajó acompañado de todos los díar y otra mucha gente.Primero viajó al oeste, hasta Gardaríki, luego al sur, a Saxland. Tenía muchos hijos. Se adueñó de muchos reinos en Saxland y puso allí como gobernantes a sus hijos. Luego fue hacia el norte, hasta el mar, y se instaló en una isla, la que ahora se llama Ódinsey, en Fionia. Entonces envió a Gefjun al norte por el estrecho, en busca de tierra. Ella llegó hasta donde Gylfi, quien le dio una tierra para labrar. Entonces marchó ella al Jötunheim y tuvo allí cuatro hijos con un gigante. Les hizo adoptar apariencia de bueyes y los unció al arado y cortó la tierra, empujándola mar adentro, al oeste, hacia Ódinsey, y la llaman Selandia; allí vivió desde entonces. Se casó con Skjöld, hijo de Odín; vivieron en Hleidra. Por todo ello quedó un lago o mar, que llaman Lögtr. A los fiordos de Lögr le corresponden cabos en Selandia...

6-
De las habilidades de Odín

Cuando Odín de los Ases llegó con los díar a los países del norte, se dice en verdad que practicaron y aprendieron las artes que han ejercido desde entonces los hombres. Odín era el más sabio de todos, y de él aprendieron todas las artes, porque él era el primero en enseñarlas a todas, o al menos la mayoría de ellas. Y hay que decir porqué razón era tan respetado, y éstas son las causas: era tan bello y hermoso de rostro que cuando se sentaba con sus amigos todos sus corazones se alegraban. Y cuando estaba con el ejército parecía temible a sus enemigos; y además sabía las artes que permitían cambiar de color y de forma en cada ocasión que quería. Otra causa era que hablaba de forma tan elocuente y agradable que todos los que le oían hablar pensaban que decía la verdad. Siempre lo decía todo en aliteración, como ahora cuando se compone eso que llamamos poesía. Él y sus sacerdotes se llaman artesanos poetas, porque este arte empezó con ellos en los países del norte. Odín podía hacer que, en la lucha, sus enemigos se volvieran ciegos o sordos o llenos de temor, y sus armas cortaban menos que simples palos, y sus hombres iban sin armadura y estaban en trance, como perros o lobos, mordían los escudos, eran fuertes como osos o toros. Mataban a las gentes y ni el fuego ni el hierro les dañaba; se llama furor berserk.

7-
De las Artes de Odín

Odín cambiaba de forma. Su cuerpo yacía como durmiendo o como muerto, pero él era un pájaro o un animal, un pez o una serpiente, y viajaba en un instante a tierras lejanas para sus asuntos o para los de otros hombres.Podía también con sus palabras, apagar el fuego y calmar el mar y cambiar la dirección de los vientos hacia donde quería y tenía el barco llamado Skídbladnir y podía viajar en él por el mar encrespado, y se podía plegar como un pañuelo. Odín tenía consigo la cabeza de Mímir, que le decía muchas nuevas de otros mundos, y a veces despertaba los muertos de la tierra o se sentaba bajo los ahorcados; por eso le llamaban señor de los ahorcados. Tenía dos cuervos que había amaestrado y sabían hablar; volaban por todos los países y le contaban muchas nuevas. Por estas cosas era enormemente sabio. Todas estas artes las enseñaba con runas y con poemas que se llaman galdr. Por eso llaman a los Ases artesanos del galdr. Odín conocía el arte que tiene mayor poder, y él mismo lo practicaba; se llama seid, y gracias a ellos podía saber los destinos de los hombres y las cosas aún no sucedidas, y así podía matar a los hombres y causarles la desgracia o la enfermedad, y también arrebatar a los hombres su juicio o su fuerza y dárselas a otros. pero si practica esta magia se produce tal acto diabólico que los hombres considerarían vergonzoso hacerlo, y esta arte se reservaba a las sacerdotizas. Odín conocía todos los tesoros enterrados, estuviesen donde estuviesen, y sabía los cantos que le abrían las tierras y las montañas y las piedras y los túmulos, y por sus solas palabras ataba a los que allí vivían, y entraba y cogía lo que quería. Por estas habilidades era muy famoso; sus enemigos le temían, y sus amigos confiaban en él y crían en su fuerza y en él mismo. Y enseñó la mayoría de sus artes a sus sacerdotes; eran casi iguales a él por su magia y su sabiduría. Pero otros muchos aprendieron también mucho de todo ello y desde entonces la magia se ha extendido mucho y se ha conservado largo tiempo. Y los hombres hicieron sacrificios a Odín y a los doce jefes, y les llamaron dioses y creyeron en ellos mucho tiempo desde entonces...

8-
Las leyes de Odín

Odín estableció las leyes en su país, y eran las que antes habían tenido los Ases; así estableció que todos los muertos deberían quemarse, y que se llevarían a la pira con sus propiedades. Dijo también que cada uno iría al Valhalla con las riquezas que tenía en la pira; también disfrutaría de aquellas que él mismo hubiera enterrado. Y las cenizas había que llevarlas a alta mar o enterrarlas profundamente en la tierra, y en honor de los hombres destacados se harían túmulos, en recuerdo suyo, y se erigirían lápidas conmemorativas en recuerdo de todos los que habían llegado a ser hombres notables, y la costumbre perduró mucho tiempo. Además, había que ofrecer sacrificios para la cosecha a principios de invierno, y a mediados de invierno sacrificios para el crecimiento de las plantas, y una tercera vez en verano, era el sacrificio de la victoria.

9-
La muerte de Odín

Odín murió de enfermedad en Suecia, y cuando estaba a punto de morir hizo que le marcaran con una lanza, y tomó posesión de todos los hombres muertos por las armas. Dijo que iría al mundo de los dioses y recibiría allí a sus amigos. Piensan ahora los suecos que ha ido al viejo Ásgard y que vivirá allí eternemente. Comenzó entonces de nuevo la adoración y la invocación a Odín. Y pensaban los suecos que se manifestaba antes de las grandes batallas; daba victoria a algunos, y a otros los llamaba con él; pensaban que las dos opciones eran buenas.
... Njörd de Noatún fue luego gobernante de los suecos y continuó los sacrificios; los suecos le llamaron entonces su señor. Recibía tributos de ellos. En sus días hubo una magnífica paz y toda clase de buenas cosechas, tan grandes, que los suecos creían que Njörd regía las cosechas y la riqueza de los hombres.
En sus días murieron la mayoría de los díar, y los quemaron y luego les ofrecieron sacrificios. Njörd murió de enfermedad; se hizo marcar también con la señal de Odín antes de morir. Los suecos le quemaron y lloraron muchísimo por su muerte.

10-
Muerte de Frey

Frey ocupó el trono después de Njörd; le llamaron señor de los suecos, y le pagaban tributos. Era popular y causa de las buenas cosechas, como su padre. Frey erigió en Uppsala un gran templo y estableció allí su capital, y llevó allí todos sus bienes, y de allí dependían sus tierras y su dinero. Entonces empezó la riqueza en Uppsala, que se ha mantenido desde entonces. Empezó entonces la paz de Fródi; hubo buenas cosechas en todo el país, y los suecos lo atribuían a Frey; por eso le veneraron más que a otros dioses, pues en sus días la gente se volvió más rica que antes, por la paz y las buenas cosechas. Su mujer se llamaba Gerd, hija de Gymir; su hijo era Fjölnir. Otro nombre de Frey era Yngvi. El nombre de Yngvi fue considerado mucho tiempo como nombre de honor en su familia y por ello llamaron Ynglingar a sus descendientes. Frey enfermó, y cuando la enfermedad le mató, discutieron qué hacer, y dejaron que sólo unos pocos se acercaran a él, y construyeron un gran túmulo y dijeron a los suecos que seguía vivo, y lo custodiaron allí tres inviernos, y todos los tributos los metían en el túmulo, por una ventana el oro, por otra la plata y por la tercera las monedas cobre. Continuaron la paz y las buenas cosechas. Freyja siguió los sacrificios, pues era la única que quedaba de los dioses, y era la más bella...Su marido se llamaba Ód y sus hijas Hnoss y Gersimi; eran muy bellas... Cuando todos los suecos supieron que Frey estaba muerto y que seguían las buenas cosechas y lapaz, creyeron que así sería mienhtras Frey estuviera en Suecia, y no quisieron quemarles y le llamaron dios de la prosperidad, e hicieron grandes sacrificios para conseguir buenas cosechas desde entonces.






Share on Google Plus

About Gaby F

lectora, estudiosa de la historia antigua, especialmente la mitología germánica, indoeuropea. ".
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 berserkers opinando:

Koll Bjornsson dijo...

Veleda:

De hecho, estaba pensando en poder ayudar a completar sagas que tenéis incompletas y a maquetarlas en formato epub.

Hablamos.

Saludos,